Lamego: Historia, buena comida y devoción a la vista de Duero

La Regíon

2020-05-06

lamego-historia-buena-comida-y-devocion-a-la-vista-de-duero
Lamego, ciudad alta, dominadora de Duero por el sur, es orgullosa de ser más antigua que el reino de Portugal. La majestuosa Sé e el poderoso Castillo confirman su nobleza y antigüedad. La presencia del maravilloso paisaje del Duero Vinatero es otro de los atractivos de la ciudad. La calidad del vino es una evidencia, la gastronomía es vigorosa, mereciendo especial destaque la típica Bola de Lamego (similar a una empanada de carnes). A su alrededor hay mucho que ver, como el esplendoroso Mosteiro de San João de Tarouca e el puente fortificada de Ucanha. ¡Vamos a conocer Lamego!

En su ruta para el Atlántico, el río Duero abre camino en medio de bellas terrazas cubiertas de viñedos. Régua y Lamego, tierra de peregrinaciones, son excelentes puntos de partida para descubrir esa región. Las dos ciudades, en orillas contrarias y a menos de 10 minutos en coche de distancia, se complementan con la oferta hotelera y gastronómica. ¡Viene a conocer las dos ciudades en el Crucero de 2 días Oporto-Régua-Oporto y ríndete a los encantos del Valle de Duero!

 

Descubriendo Lamego

Lamego es orgullosa de tener sido el lugar de reunión de las primeras Cortes, que reconocerán D. Afonso Henriques como rey de Portugal. El posterior declive económico fue detenido en el siglo XVI, momento en que se invirtió en la producción de vinos y textiles. Las hermosas mansiones barrocas de ese período de prosperidad son su principal característica. Actualmente, Lamego es destino de los peregrinos y enamorados de buena comida del Duero.

 

Ciudad atractiva en el área determinada de vino de Oporto, en Lamego también se produce otros vinos, como el espumoso natural Raposeira y Murganheira. Además, la ciudad es conocida por sus embutidos/chorizos, jamones y la famosa Bola de Lamego, uno de los más apreciados manjares de la región. Visita las famosas Bodegas de Espumoso y deléitate con uno de los mejores manjares típicos durante el fantástico Crucero Escapada por el Duero.

 

 

¡Los sabores de la cocina regional y la belleza del centro histórico de Lamego van ciertamente sorprenderte!

 

Sigue leyendo que te vamos a mostrar los puntos de interés que no hay que perderse en la ciudad:

 

Santuario de Nossa Senhora dos Remédios y su monumental escalinata

Es imposible no atraerse de inmediato por el Santuario de Nossa Senhora dos Remédios. La Iglesia fue construida en 1761, para llegar ahí, hay una espectacular escalinata doble, semejante a la escalinata barroca de Bom Jesus de Braga. Son 686 escalones hasta en cumbre, ¿cuánto escalón, verdad? embellecidos con azulejos y urnas al largo de 9 descansillos, os cuales se elevan hasta el Pátio dos Reis, un círculo de nobles figuras de granito que representan 18 monarcas y sacerdotes de Israel. Merece mucho la pena subir la monumental escalinata pues, además de que lavamos el alma de nuestros pecados, nos impresionamos con la exuberante decoración del santuario y las bellas vistas sobre la ciudad. La romería de Nossa Senhora dos Remédios, en septiembre, es una de las mayores festividades portuguesas, cerca del santuario, el principal foco de los peregrinos, y en las calles de la ciudad, con procesiones y cortejos de carrozas alegóricas.

 

La majestuosa Sé Catedral

La Sé de Lamego se mandó construir en el siglo XII por D. Afonso Henriques. De la estructura gótica original, sólo queda la torre campanera cuadrada. La restante arquitectura reflexiona los cambios hechos en el sigo XVI – el que incluye un bellísimo claustro renacentista -, y en el siglo XVIII ocurrió la mayor reforma de la Catedral según los planes del arquitecto Nicolau Nasoni, autor de la Torre dos Clérigos, en Oporto.

 

 

La Iglesia tiene tres naves de inspiración barroca, cubiertas por bóvedas claustral pintadas por Nasoni. La capilla mayor es majestuosa, con retablo neoclásico de mármol y talla dorada.

 

Castillo de Lamego y la leyenda de la princesa Moura

Es un poderoso ejemplar de la arquitectura militar, románico y gótico, el Castillo de Lamego está ubicado a algunos 543 metros de altura y tiene una torre del homenaje de plano de la planta cuadrada. Del alto, puedes ver los principales puntos de la ciudad. Cuenta la leyenda que, durante la ocupación musulmana, vivía en el castillo una princesa moura que se llamaba Ardínia, hija del gobernador. Ella era tan bella que encantó de inmediato el soldado de caballería cristiano Tedon. Después de muchos encuentros en secreto, la pasión de los dos jóvenes creció y creció al punto que se casaron en secreto, entonces ella tuvo que convertirse a la fe cristiana. Ardínia seria, por esa razón, asesinada por su padre, mientras que Tedon fue muerto en combate por los soldados musulmanes, cerca el río Tedo, que quedó con su nombre. ¡Hacia hoy se afirma en Lamego que el fantasma de la princesa aletea sobre el castillo, en las noches de niebla! ¿Ahora tienes ganas de visitarlo?

 

Museo de Lamego y el arte de Grão Vasco

Es uno de los mejores lugares del país y está situado en el antiguo Paço Episcopal. Fue creado en 1917, con el objetivo de conservar las obras de arte sacro de la región. En el Museo, la original Criação dos Animais (Creación de los Animales) tiene lugar de honor, parte de una serie de paneles atribuidos al gran artista portugués del siglo XVI, Grão Vasco.

 

Puente-Torre de Ucanha, la más hermosa de Portugal

Para nordeste de Lamego, está ubicada Ucanha, un magnifico pueblo perdido en el Duero, famoso por su puente, imponente construcción del siglo XII.

 

 

Este puente fortificado con un Torre guardaba una de las entradas del coto de los monjes de Salzedas, haciéndose ahí el cobro de la tasa por la travesía del dominio monástico y del río Varosa. El puente de Ucanha, muy bien preservada, es una verdadera perla patrimonial, siendo considerada el más hermoso puente medieval de Portugal.   

 

Monasterio de San João de Tarouca, un icono de la Casa de Cister

Construido en el siglo XII, fue el primero monasterio Cister en Portugal. El interior tiene bellísimos azulejos del siglo XVIII que representan su fundación y, en la Iglesia, podrás contemplar una notable pintura São Pedro (San Pedro), de Grão Vasco. Aquí está sepultado el Conde de Barcelos, hijo bastardo de D. Dinis.

 

 

Este inmenso y precioso patrimonio es detallado por nuestros Guías durante en el fantástico Crucero de 3 Días: Duero Encantado.

 

¡No te pierdas esta maravillosa experiencia y vamos a conocer el Duero! ¿Nos vamos de viaje?

Tânia Nogueira

Publicado por:

Tânia Nogueira

Aviso! Ao navegar no nosso site estará a consentir a utilização de cookies para uma melhor experiência de utilização.
Conheça as nossas Políticas de Privacidade e Cookies aqui