Vila Real: ¡Más allá del Marão los que dan las órdenes son los que viven allí!

La Regíon

2020-05-15

vila-real-mas-alla-del-marao-los-que-dan-las-ordenes-son-los-que-viven-alli
Quien venga a Vila Real, a «descubrir Portugal», va a sorprenderse con su historia, su rico patrimonio artístico, la belleza de sus paisajes naturales y la irresistible gastronomía. De entre montañas y cascadas, sabrosos platos hechos en vajillas de barro negro y monumentos que se te corta la respiración (como el Palacio de Mateus), ¡Tendrás muchos motivos para tener ganas de volver aquí!

En Trás-os-Montes es viejo el dicho que “para cá do Marão mandam os que lá estão” (más allá del Marão los que dan las órdenes son los que viven allí), y tendrá sido en esta línea de pensamiento que se desarrolló toda una cultura local. Con la inauguración, en 2016, del fantástico Túnel de Marão, con sus 5 825 metros de largo – es el más largo túnel vial de Portugal y el tercero más largo de la Península Ibérica -, este pensamiento perdió su sentido. Así que Vila Real, Chaves y otras ciudades transmontanas dejarían de estar aisladas y a largas horas de viaje de Oporto o Lisboa. Esta grande obra de ingeniería mientras ser un punto de referencia de gran impacto en la vida de las poblaciones locales, también aproximó esta región de la zona costera del país y ha traído dinamismo para las ciudades más allá del Marão.

 

La cuidad de Vila Real, capital de distrito, ubicada entre el río Cabril y Corgo, encuadrada por un imborrable paisaje natural, contempla permanentemente las contiguas sierras de Marão y del Parque Natural de Alvão. Como cruce de vías de comunicación del Alto Duero, es un excelente punto de salida para la exploración del Valle del Duero, Patrimonio de la Humanidad.  

¡Embárcate en un maravilloso crucero de 3 días – Secretos del Duero y Tâmega, con pernocta en el mayor Hotel de la ciudad, y descubre los secretos de Vila Real!

 

El patrimonio local es mucho rico y la ciudad se ha prestigiado, desde 1986, en cuanto se instituyó la Universidad de Tras-os-Montes y Alto Duero. La presencia de una importante población estudiante ha traído a Vila Real un montón de animación. La ciudad es también escenario para el Circuito Internacional Automovilístico de Vila Real que aquí junta el mundo deportivo de la velocidad y de los coches de carreras.

 

El valoroso património cultural de Vila Real

D. Afonso III ha creado Vila Real a través de foral en 1272. Sin embargo, fue el rey D. Dinis (el verdadero poblador y constructor de la región transmontana), lo que ha instituido Vila Real de Panóias. Urbe con más de 700 años de existencia, es innegable la belleza de sus monumentos y de sus calles llenas de historia, color y tradiciones. Cerca de la comercial y animada Avenida Carvalho Araújo, encontramos la Sé de Vila Real, del siglo XV. Esta bella catedral gótica fue en su origen un monasterio dominicano. En 1922, después de la elevación de Vila Real a diócesis por el Papa Pio XI, la iglesia se convirtió en la Sé Catedral.

 

En el extremo sur de la avenida, puedes ver una casa del siglo XV que, según la tradición, es el lugar donde nasció Diogo Cão, el navegador portugués que descubrió la desembocadura del río Zaire en 1482.

 

Cercano de aquí está la Iglesia de los Clérigos, conocida como “Capela Nova” (Capilla Nueva), presenta una agradable fachada barroca atribuida a Nicolau Nasoni y un interior con magníficos azulejos azules y blancos.

 

 

En el centro histórico de la ciudad, también se destaca la hermosa y muy antigua Capilla de S. Brás que fue declarada Monumento Nacional, su origen remonta al principio de la fundación de Vila Real y es donde se encuentra la tumba de Espadeiro, el compañero de armas de D. Afonso Henriques.

 

Tradiciones de Vila Real: el “Pito e a Gancha” (dulces tradicionales), los Barros Negros y una Mesa de la Abundancia

Vila Real es escenario de una festividad anual, en febrero, en homenaje a S. Brás. Aquí puedes comprar, cerca de la Capilla, las famosas “Ganchas”, un dulce tradicional que se vende en muchas de las casetas instaladas para la ocasión. Es tradición que, después de que reciban el “Pito” – un dulce local relleno de calabaza – ofrecido por las chicas en el día de Santa Luzia, los chicos las recompensen, ofreciendo la “Gancha” en el día de São Brás.

 

Además, son también muy interesantes la artesanía y la gastronomía de Vila Real. En cuanto a la artesanía, debo referir los barros negros de Bisalhães, de extraordinaria arte popular y clasificados por la UNESCO como Patrimonio Cultural da Humanidad. Su color deriva del tipo de cocción, ya que es hecho dentro de un hoyo en la tierra. Estos son vendidos en la tradicional Feira de S. Pedro, que se hace anualmente en Vila Real de 27 a 29 de junio.

 

 

Hay que referir que la cocina transmontana es muy valorada con estos barros típicos, que cuando utilizados, hacen el arroz en el horno aún más apetitoso, así como a otros cocinados.  Al mismo tiempo, tanto la gastronomía de Vila Real, los robustos vinos de su bodega cooperativa y el mundialmente famoso Mateus Rosé (vino rosado) son las virtudes de la mejor mesa, sobre todo cuando hablamos de cabrito asado, de los embutidos y ahumados, de los callos y en el excelente bacalao “à Espadeiro” (bacalao típico).

 

Mientras que cuando hablamos de la deliciosa repostería tradicional esta tiene gran y justificada fama y por si misma ya merece la pena un viaje a Vila Real: los pasteles de tocino de cielo, los “covilhetes” (pasteles de carne), los Pitos de Santa Luzia, las Ganchas de S. Brás y las “cristas de galo” (dulce con una forma que hace lembrar una gallocresta, relleno de dulce de huevos y almendra) son ejemplares de eso.

 

 

Se te ha hecho la boca agua, ¿verdad?   

 

Al aire libre

La ciudad de Vila Real ha sabido sabiamente transformar una parte de la zona junto al río Corgo en un paseo ajardinado ribereño que es muy frecuentado por los deportistas o, simplemente, por todos aquellos que quieren pasear y tomar el aire puro. Si buscas un lugar de refugio a los días bochornos de verano, aventúrate en los senderos de Lamas d’Olo, un poblado de montaña, adonde podrás encontrar una cascada deslumbrante que se llama las “Fisgas de Ermelo”, una de las grandes atracciones del Parque Natural de Alvão. Las Fisgas de Ermelo, una de las mayores caídas de agua de la Península Ibérica, son pequeñas lagunas de agua límpida y fresca excavadas en la roca por el río Olo. ¡No te pierdas este inolvidable escenario!

 

 

Si te enamora los deportes al aire libre, disfruta de todos los paseos a pie o de bici que puedes hacer en el área del Parque Natural de Alvão, como también es ideal para dar los primeros pasos en el rafting o en piragüismo en el río Tâmega.

 

En los alrededores de Vila Real

Alrededor de Vila Real, el Santuario Rupestre de Panóias y la Casa de Mateus son puntos de parada obligatoria. El Santuario Rupestre de Panóias es uno de los más importantes de este género en la Península Ibérica y remonta al período romano. Son aún visibles inscripciones romanas que revelan que el local fue escenario de rituales y sacrificios en honor de los dioses, así como las tumbas excavadas en el granito donde, según parece, escurría la sangre de los animales sacrificados.

 

El espléndido Solar de Mateus está a 2 kilómetros de Vila Real y es la imagen de los rótulos del vino Mateus Rosé. Además, es uno de los palacios más hermosos del país, tanto por su construcción como por sus magníficos jardines a su alrededor. Es un notable ejemplo del esplendor de la arquitectura barroca en Portugal y fue construido en el siglo XVIII por Nicolau Nasoni – responsable también por la Torre de los Clérigos, en Oporto -, pedido por António José Mourão, cuyos sucesores aún viven en la Casa. El Palacio ha sido declarado Monumento Nacional y fue construido con el propósito de crear una serie de vistas y de imágenes reflejadas. El estanque en la entrada ha mantenido este espirito de armoniosa repetición, reflejando la fachada principal del solar. Dos de las salas del palacio fueron adaptadas a museo. En una de ellas, hay 2000 pergaminos y cédulas reales, entre las cuales una edición única de “Os Lusíadas”, de 1817. En los jardines, hay una parte reservada a las camelias (Jardín de las Camelias) y también el célebre Túnel de Cedros que, en el verano, te permiten a un paseo aromatizado. La Fundación de la Casa de Mateus fue creada en 1970, desarrollando frecuentemente actividades culturales.

 

                                                                                    

¡Disfruta de una interesantísima visita guiada al Palacio de Mateus en el crucero Secretos del Duero y Tâmega y piérdete en la belleza de sus jardines!

 

Con este artículo, conseguimos percibir que Vila Real presenta curiosos y originales aspectos paisajísticos, artísticos, históricos y gastronómicos. Contacta con nosotros y venga a conocer esta ciudad tan distinta.

Tânia Nogueira

Publicado por:

Tânia Nogueira

Aviso! Ao navegar no nosso site estará a consentir a utilização de cookies para uma melhor experiência de utilização.
Conheça as nossas Políticas de Privacidade e Cookies aqui